Blog Entrevistas

Eventos literarios de cuento para pequeños lectores: El Bosque de la Maga Colibrí

el-bosque-de-la-maga-colibriÉrase una vez una encantadora librera, llamada Lara Meana, que vivía en el maravilloso mundo de El Bosque de la Maga Colibrí. Su colorido castillo, con vistas a la playa de San Lorenzo, en Gijón (Asturias), siempre está repleto de historias que no solo invitan a soñar a los pequeños lectores, sino también a los adultos. Su reino libresco —con Sello de Calidad de Librerías del Ministerio de Cultura— cuenta, además, con un espacio muy coqueto, el Teatro de El Bosque, en el que se congrega público de todas las edades, en especial infantil, para disfrutar de un sinfín de actividades relacionadas con la lectura y la LIJ (consulta aquí su programa). Esta fantástica iniciativa la ha hecho merecedora de varias distinciones a nivel nacional, entre ellas haber sido nombrada finalista del Premio Librería Cultural 2017.

Hoy, en El ágora de las letras, charlamos sobre eventos literarios para los más pequeños con Lara Meana, propietaria de la librería El Bosque de la Maga Colibrí, especializada en literatura infantil y juvenil.

el-bosque-de-la-maga-colibri
¿Cómo surgió la idea de El Bosque de la Maga Colibrí?

En 2006, yo estaba trabajando como bibliotecaria rural en Santa Eulalia de Oscos, un pueblo en la montaña de Asturias, a la vez que cursaba el Máster en Promoción de Lectura de la Universidad de Alcalá.  Uno de los trabajos que teníamos que entregar en el primer trimestre era un proyecto novedoso y justo coincidió con un viaje que hice a Santander para impartir un taller en una librería especializada en literatura infantil que había entonces, Merienda en el Tejado.  Entonces se me ocurrió la idea de hacer promoción lectora desde la librería.  Presenté el trabajo y el director del máster, Luis González, me escribió para decirme: «Deberías hacerlo real, la idea es muy buena».  Seis meses más tarde había dejado mi plaza de bibliotecaria para abrir El Bosque de la Maga Colibrí, una librería que ofrece actividades de dinamización lectora para todas las edades, cursos de formación para mediadores (familias, profesorado, bibliotecarios) y actividades de puesta en valor del libro, sus oficios y la lectura.

El Bosque de la Maga Colibrí forma parte del Club Kiriko. ¿En qué consiste este proyecto?

El Club Kirico nació hace unos quince años para dar visibilidad a las librerías especializadas o con una buena sección de LIJ. En la actualidad formamos parte del Club unas 90 librerías. Apostamos por la calidad de nuestros fondos y por el conocimiento de los libros y los lectores, enfatizando la labor recomendadora del librero, que pone grandes lecturas en manos de los lectores más jóvenes.  Estas lecturas se recogen en nuestra web, www.clubkirico.com, y en las guías periódicas que se editan en papel, pero también pueden encontrarse en formato digital en nuestra página.

el-bosque-de-la-maga-colibri-libreria

El variado programa de actividades literarias y culturales que organiza la librería ha quedado recientemente finalista del Premio Librería Cultural 2017, otorgado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal). ¿Cómo lo gestionan?

Desde que abrió la librería en 2007, nuestro objetivo era ofrecer un programa de talleres de lectura para niños y jóvenes, pero también formar a los mediadores y ofrecer cursos de escritura e ilustración.  El local en el que empezamos suponía una limitación de espacio en este aspecto, algo que fue definitivo a la hora de planificar la mudanza a nuestra actual ubicación, frente a la playa de San Lorenzo. 

Ahora mismo nuestro programa de actividades recoge aproximadamente 15 propuestas al mes, incluyendo los talleres anuales y trimestrales.  Talleres creativos de animación lectora para niños y jóvenes, talleres de teatro para niños y adultos, talleres de creación literaria e ilustración, conciertos para bebés, presentaciones de libros, talleres para madres y padres, cursos para profesores y bibliotecarios, exposiciones de ilustración, un club de lectura… La oferta es amplia y variada.  La mayoría de las actividades están diseñadas y ejecutadas por nuestro equipo de especialistas, al que llamamos TresBrujas (www.tresbrujas.org), en el que se integran Ana Cadrecha y Freddy Gonçalves (libreros también) y Beatriz Sanjuán, que tiene su foco de especialización en la lectura compartida con bebés. También contamos con colaboradores habituales, como el escritor Héctor Gómez Navarro, la directora y pedagoga teatral Cristina Suárez, la musicóloga Isabel Mochales, de Concertino, o la artista Patricia Villamarín.  

Los ilustradores que exponen en la librería, de renombre nacional e internacional, también aprovechan su estancia para impartir cursos especializados dirigidos a ilustradores profesionales.  Hasta ahora hemos contado las exposiciones y talleres de André da Loba (Portugal), Alba Marina Rivera (Cuba), Adolfo Serra, Ester García, Isidro Ferrer, María Pascual, Miguel Pang, Javier Sáez Castán, Noemí Villamuza, Beatriz Martín Vidal, Mercé López y Ramón París (Venezuela), que es la exposición que tenemos ahora mismo en nuestro Teatro del Bosque. Durante el verano programamos siempre una exposición colectiva de ilustradores asturianos para mostrar el talento regional.
Todas las actividades se recogen en nuestra web, www.elbosquedelamagacolibri.es, donde ahora mismo se puede encontrar la programación que hemos preparado para esta Navidad. También tenemos la agenda en papel y una newsletter que hacemos llegar a nuestros clientes.

el-bosque-de-la-maga-colibri-luna

¿Qué papel juegan los eventos literarios como medio de fomento de la lectura infantil y juvenil?

La lectura es un hábito y como tal requiere de constancia.  Cuando empezamos, queríamos que las actividades dirigidas a los niños tuvieran forma de programa, es decir, que los mismos niños asistieran a varias sesiones consecutivas para poder ver su evolución lectora.  Sin embargo, nos resultaba muy difícil que las familias vieran en los talleres algo más que un entrenamiento puntual.  Por eso nuestro énfasis en los talleres dirigidos a padres, madres y profesorado. Es su labor continuada la que hace que se afiance el hábito lector, leerles a los niños y niñas cotidianamente, engancharles a las historias, divertirse juntos, crear lazos afectivos en torno a la literatura. 

Por otra parte, los eventos que realizamos en torno al libro, como los encuentros con editores, autores e ilustradores, nos permiten conocer mejor los oficios literarios y de esa forma ponerlos en valor y generar una relación cualitativamente distinta con los libros.

¿Qué hace que El Teatro de El Bosque sea tan especial?

En principio, el espacio.  El arquitecto Mateo Mori hizo un gran trabajo en este sentido.  La caja negra del fondo que hace de escenario resalta la importancia de lo que allí ocurre. 
La magia que desprenden las actividades que realizamos tiene que ver con el mimo con el que se seleccionan, se diseñan y se imparten.  Creo que una de las claves de El Bosque de la Maga Colibrí es la atención al detalle y el cuidado de las relaciones personales.  Intentamos imprimir calidez y mimo en todo lo que hacemos.  Pero sobre todo, creemos profundamente en nuestra labor y nos la tomamos muy en serio: los niños son grandes lectores, pero a veces no les escuchamos lo suficiente ni les tenemos en cuenta en nuestras elecciones.  Es una de las cosas que intentamos cambiar: darles más protagonismo y voz, convertirles en centro y no solamente en destinatarios de nuestras actividades.

el-bosque-de-la-maga-colibri-teatro

¿El público infantil es más agradecido que el adulto?

Los niños son más espontáneos y más honestos (si sienten que pueden serlo).  También más exigentes y participativos.  Los adultos tenemos toda una capa de filtros que van desde el «no puedo» o el «no me atrevo» al «no debería».  Esto nos limita enormemente.  La clave, creo yo, está en recuperar el disfrute para todos. La lectura tiene demasiadas connotaciones de «obligatoriedad» y de «educativo» y nos olvidamos que lo más importante de una historia es que nos entretenga, nos haga reír, pensar o que nos conmueva, como cualquier otra obra de ficción sin tantas imposiciones. El cine, por ejemplo.

¿Cuál ha sido el evento literario de los que ha organizado que más expectación ha levantado?

Es difícil de medir, la verdad.  Hay talleres cuyas plazas se agotan rápidamente, como nos ocurrió en el puente de noviembre con el taller de Brujas y Monstruos o con los últimos conciertos para bebés de Concertino. Algunos talleres para profesorado como el de Comunicación emocional en el aula, del que llevamos ya cinco ediciones. Hay exposiciones como la de Isidro Ferrer, Premio Nacional de Ilustración, que tuvieron muchísima afluencia.  O el recital de poesía de Sara Torres, ganadora del Premio Gloria Fuertes, y la presentación del poemario de Sofía Castañón, a quien acompañó el cantante Nacho Vegas, que llenaron la sala.

Pero quizás de todas las acciones de promoción lectora que hemos realizado, la que más éxito ha tenido ha sido Libro a Ciegas, una iniciativa que llevamos realizando dos años en el mes de mayo en las redes sociales, en la que invitamos a comprar un libro sin saber su título, sólo respondiendo a un cuestionario sobre gustos lectores muy personalizado.  En base a las respuestas, nuestro equipo busca una lectura que pensamos que vaya a entusiasmar al lector, y previo pago, lo enviamos a su domicilio.  Entre ambas ediciones hemos recomendado más de mil libros.  Y casi todos han sido citas a ciegas exitosas.

¿Y el evento literario que le gustaría organizar?

Me encantaría poder organizar dos encuentros formativos al año: uno en torno a la mediación lectora con especialistas internacionales en literatura infantil y juvenil;  otro en torno a la edición de libros.  Llevamos años pensándolo, pero, claro, eso conlleva un coste organizativo que requiere de algún tipo de subvención.  De todas formas, somos pacientes: sabemos que tarde o temprano llegará el momento propicio.

el-bosque-de-la-maga-colibri-rincon

¿Alguna actividad destacada para el próximo año?

Más que actividades destacadas apostamos por tener una programación intensa, equilibrada y de calidad durante todo el año. Vamos aprovechando las oportunidades que surgen para traer especialistas en LIJ, escritores, ilustradores o editores a Asturias, que después de todo, está en la periferia, lejos de los circuitos culturales habituales como pueden ser Madrid o Barcelona.

Sí puedo adelantarte que en marzo nos visitará por segunda vez la escritora chilena Sara Bertrand, autora entre muchos otros libros de La mujer de la guarda, que ganó en 2017 uno de los premios más prestigiosos de literatura infantil a nivel internacional: el Bologna Ragazzi Award, en la categoría «Nuevos Horizontes».  Impartirá un taller de escritura creativa para jóvenes y adultos, y además tenemos programados encuentros con jóvenes lectores en dos institutos asturianos.

Y la última pregunta. ¿El lector nace o se hace?

Yo creo que como en cualquier otro campo, hay una mezcla de las dos cosas.  Digamos que hay lectores que descubren rápidamente su gusto por las historias y otros a los que les lleva más tiempo. Con todos es importante el mediador, que no es otro que quien acerca las lecturas cuando el niño no puede acceder a ellas, o bien selecciona y pone en sus manos buenas lecturas.  El proceso de aprender a descifrar el texto escrito es arduo y se extiende en el tiempo.  Si abandonamos a los niños en ese momento, si dejamos de leerles en voz alta, es posible que la presión por descifrar y entender lo que leen —un proceso agotador por otra parte— acabe con el placer de disfrutar una historia. 

Pero no sólo se leen los textos, también las imágenes.  Y hay historias contadas con una combinación de texto e imagen —los libros álbum o álbumes ilustrados y los cómics— que requieren de otras habilidades lectoras que muchas veces no valoramos socialmente.  Los niños son mucho mejores lectores de estos géneros que los adultos.  Y yo tengo que reconocer que son ellos los que me han enseñado a descifrar e interpretar imágenes, a leer mejor este tipo de libros.  Así que casi siempre, cuando más aprendemos a leer mejor y a amar la literatura, es leyendo juntos.

 

Librerías especializadas en literatura infantil y juvenil, como El Bosque de la Maga Colibrí, son el lugar ideal para perderse en cualquier momento con los más pequeños, despertando con un libro su ilusión y sumergiéndose a su lado en mundos imaginarios. En El ágora de las letras encontrarás los eventos literarios de las librerías más coquetas 😉 .

© Cristina P. García • El ágora de las letras